Gatos vs. Perros: ¿Qué mascota es la mejor para mí?

Published by
Minutos de Lectura (Tiempo que toma leer el artículo)

Que gatos y perros vivan juntos no implica necesariamente el fin del mundo. Estas dos especies pueden convivir bastante bien a pesar de sus diferencias. Pero ¿cómo influyen esas diferencias en tu relación con tu mascota o en tu decisión a la hora de adoptar un nuevo compañero, si sólo puedes elegir uno? En este artículo encontrarás toda la información sobre el dilema "gato vs perro" que necesitas para ayudarte a responder la pregunta "¿Qué mascota es mejor para mí?"

Los perros son animales de manada

Two black and silver miniature schnauzer dogs chewing on the same stick.En la naturaleza, los perros forman manadas en las que todos los miembros cooperan para buscar comida y porporcionar protección. Normalmente, la manada tiene un "perro alfa" que ejerce el liderazgo. Los cachorros domésticos mantienen ese instinto de manada, lo que hace que sean sociables, amistosos y felices de pertenecer a una familia o incluso, a una sola persona que les provea de alimento y ejerza el papel de líder. Los perros, de forma instintiva, van donde va la manada, lo que hace que sean más receptivos a vivir diferentes experiencias como viajes o mudanzas. Esta mentalidad de manada también hace que sea más complicado dejarlos solos, especialmente durante largos periodos de tiempo. los perros exigen cercanía y atención. Tener un perro es lo más parecido a tener un niño pequeño.

Los gatos son cazadores solitarios

Por el contrario, con la excepción de los leones, la mayoría de los gatos en la naturaleza son cazadores nocturnos y solitarios. A diferencia de los perros, los gatos son capaces de trepar y escalar, lo que les ayuda a cazar y hace que les resulte más fácil escapar del peligro. Sus garras, afiladas y retráctiles les proporcionan una ventaja cuando tienen que atrapar una presa o defenderse de depredadors de mayor tamaño que ellos. Por eso, los gatos no necesitan trabajar juntos para cuidar de sí mismos. A su vez, esto es lo que les hace bastante territoriales.

Para los gatos domésticos, estos instintos les hacen mucho más independientes que los perros. Y esa independencia hace que parezcan tan distantes. Normalmente se dedican a dormir durante el día y demabular por la casa durante la noche. A los gatos no sólo les gusta tener su espacio, también pueden ser propensos a markar el territorio esparciendo la arena fuera de su caja, especialmente si no están castrados o esterilizados. Esta territorialidad hace que los grandes cambios como una mudanza, o simplemente reorganizar los muebles, una fuente de estrés. Aunque la naturaleza independiente de los gatos hace que se las apañen mucho mejor cuando se les deja solos, es importante recordar que no todos los gatos son iguales. Algunas razas son más sociables que otras. Los gatos son capaces de establecer vínculos muy fuertes con su familia. Cuando la persona favorita del gato desaparece pueden llegar a desarrollar ansiedad por separación, especialmente si pasa de un propietario a otro. Asimismo, los gatos son criaturas extremadamente inteligentes y, aunque tienen la mentalidad cazadora grabada en su ADN, saben perfectamente quien los alimenta y juega con ellos. Aunque los gatos no sean tan cariñosos como los perros en un primer momento, con el tiempo pueden acabar cogiendo mucho cariño a su familia humana convirtiéndose en una máquina de ronroneos y acurrucándose en su regazo a la menor ocasión. Además los gatos suelen vivir más tiempo que los perros , algo que debe tenerse en cuenta si lo que estamos buscando es un compañero para toda la vida.

Entrenamiento: gatos vs. Perros

The gray cat with green eyes lies on a sofa. Gray cat with green eyes. Gray cat. Striped not purebred kitten. Small predator. Small cat.Cuando hablamos del entrenamiento, los perros eneralmente son más fáciles de entrenar. La mentalidad de manada de los perros hace que estén dispuestos a seguir a un líder y les hace (normalmente) más obedientes por naturaleza. Habitualmente, el entrenamiento de un perro es un proceso de enseñar y reforzar los diferntes comandos que te ayudan a comunicarle tus deseos a tu perro. Los perros siempre están tan ansiosos por complacer que están felices de satisfacer esos deseos. En cualquier caso, cada perro es un mundo, y algunas razas tienen temperamentos y aptitudes diferentes, lo que hace que reaccionen de manera distinta al entrenamiento. 

Los gatos también pueden ser entrenados, aunque no tan fácilmente como los perros. Reuiqre mucha paciencia y una práctica constante superar su naturaleza independiente. Con los gatos, es mejor centrar el entrenamiento en establecer límites.

Por otro lado, si hablamos del entrenamiento en casa, los gatos tienen ventaja sobre los perros. Los gatos usan su caja de arena de forma instintiva. Sólo tendrás que enseñarles una vez dónde está la caja de arena. Si un gato no comprende cómo usar la caja de arena o parece que se le olvida, suele ser por algún problema de salud, por lo que es conveniente que consultes con tu veterinario.

A diferencia de los gatos, los perros, pueden ser mucho más lentos aprendiendo a hacer sus necesidades fuera de casa, especialmente los cachorros. Enseñarles dónde pueden o no pueden hacer pis, normalmente requiere mucho más tiempo, más repeticiones y un montón de refuerzo positivo.

Ten en cuenta el espacio

Aunque los perros pueden ser perfectamente felices viviendo en un pequeño apartamento, siguen necesitando hacer ejercicio fuera de forma diaria. Si tienes un estilo de vida bastante activo y puedes llevar a tu perro de paseo, o tienes jardín donde puede salir a correr y jugar todo lo que quiera, un perro puede ser una buena elección. Por otra parte, si vives en un apartamento pequeño, un gato puede ser un compañero excelente. Los gatos normalmente hacen ejercicio mediante el juego (lo que también es una buena oportunidad de estrechar lazos con tu gato), mediante su instinto de caza natural mientras acechan a sus presas (juguetes en este caso) y trepando árboles. por esto, no necesitan disponer de un espacio especialmente grande. De hecho, en una casa grande, es posible que pierdas de vista a tu gato durante largos periodos de tiempo ya que son muy buenos jugando al escondite.

Gastos

Es cierto que se debe tener en cuenta el gasto que supone cada uno a la hora de elegir qué mascota adoptar. Los perros suelen ser más caros de mantener entre la comida, los juguetes, las clases de entrenamiento, cuidadores y facturas veterinarias. Los gatos, como son independientes por naturaleza, han aprendido a cuidar de sí mismos y generalmente sólo acuden a su humano por comida. Incluso los juguetes pueden ser tan simples como una linterna o una pluma atada a un palo.

¿Qué mascota es la mejor para mí?

CLos gatos y los perros no son los únicos con diferentes temperamentos y personalidades. Los propietarios de gatos y de perros también son bastante diferentes entre sí. La mayoría de gente que adopta gatos exclusivamente, tiende a ser más introvertida, menos sociable y más independiente. Mientras que los propietarios de perros son más sociables, interactivos y abiertos a nuevas experiencias.

Independientemente de que tu personalidad se acerque más a la de un propietario de gato o de perro, lo principal que debes tener en mente es que un perro requiere más tiempo que un gato.Si lo que estás buscando es un compañero que se siente a tu lado, entonces un perro es la mejor elección. Los gatos también pueden ser cariñosos, pero sólo durante un rato. Tienden a aburrirse con mayor facilidad que los perros, y en ese momento querrán escaparse durante un rato. Así que si quieres una mascota a la que le guste tu compañía pero no sea muy dependiente, entonces plantéate adoptar un gato.

De nuevo, todo esto son generalidades. Recuerda que los perros y los gatos, no sólo son diferentes especies, cada individuo es único dentro de su propia especie y muchas de esas generalidades pueden no ser realidad en algunos casos. Factores como la genética, la raza, el temperamento, y la historia del animal toman parte el carácter de la mascota. Decidas lo que decidas en el debate "gato vs. perro" es importante que busques bien tu mascota antes de darle la bienvenida a su hogar definitivo. Pasa tiempo con perros y gatos de familiares y amigos para ver en compañía de quien te sientes más a gusto. Tras esto, ve al refugio o perrera local y pasa tiempo ahí antes de realizar tu decisión definitiva. Puede que te des cuenta de que no es la especie lo que te hace decidirte, sino el vínculo que creas con alguno de los animales de forma concreta. No importa que especie elijas, con suficiente amor y atención seguro que encuentras un amigo para siempre. 

Contributor Bio

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus es una novelista y bloggera de Tulsa, Oklahoma, donde escribe bajo la supervisión de un ejército de mascotas.

Productos Relacionados