Perros y alimentos para personas: por qué no darles sobras

Publicado por
minutos de lectura

Cuando tu mascota te pone ojitos, es difícil resistirse a darle algo de tu plato. Pero, ¿sabes que puede ser perjudicial darle comida de la mesa?

¿Pueden los perros comer sobras?

La pregunta no es tanto si el perro puede comer sobras, sino si es bueno que lo haga. Aquí tienes una serie de razones por las que darle a tu perro alimentos de tu plato es una mala idea.

Puede causar problemas digestivos

Dog sitting next to a woman in a black and white polka dot dress behind a casserole dish.
El sistema digestivo de un perro es diferente al de un humano. Los alimentos típicos para humanos son demasiado grasos para que un perro los digiera correctamente; su ingesta puede provocar vómitos, diarrea e incluso afecciones más graves como pancreatitis. Muchos alimentos para humanos también contienen una cantidad de sodio poco saludable para los perros.

Algunos alimentos para humanos son tóxicos para los perros

Los alimentos para consumo humano suelen contener ingredientes tóxicos para los perros. El chocolate, las pasas, las uvas, las nueces de macadamia, las almendras, la cebolla y el ajo son peligrosos para los perros. Si no sabes exactamente qué contienen las sobras del restaurante que te has llevado a casa, podrías perjudicar a tu perro sin saberlo dándole una cucharada. Muchos alimentos procesados también contienen edulcorantes artificiales, como el xilitol, que son muy perjudiciales para las mascotas.

Puede provocar un aumento de peso

Normalmente, los perros a los que se les da restos de la mesa también consumen sus comidas diarias habituales. Aunque pienses que uno o dos mordiscos aquí y allá no harán que tu perro aumente de peso, puede que te sorprendas con lo poco que hace falta. Para un perro de 9 kilos, solo 28 gramos de queso cheddar suponen el equivalente calórico de una hamburguesa y media para una persona. Los pequeños bocados pueden acumularse rápidamente y provocar un aumento de peso que puede conducir a toda una serie de problemas de salud, como artritis, diabetes y enfermedades cardíacas. Tu perro nunca debe superar el 10% de su ingesta calórica diaria consumiendo premios u otros alimentos para humanos.

Fomenta comportamientos no deseados

Otro problema de dar alimentos de la mesa a los perros es que refuerza que pidan más. Y aunque a ti te parezca mono, a los invitados a la cena puede que no les guste que tu perro mire fijamente sus platos. También es posible que tu perro decida que, como se le da de comer de la mesa, no pasa nada por dar un mordisco (o más) a lo que hay en ella o en la encimera de la cocina. Algunos perros pueden incluso empezar a negarse a comer su propio alimento cuando se llenan de alimentos para consumo humano.

Formas saludables de interactuar con tu perro

Husky asomándose sobre una mesa de picnic para mirar la comida que hay en medio.
La mejor manera de interactuar con un perro es dándole premios sanos y de alta calidad, teniendo en cuenta sus necesidades calóricas diarias. Sin embargo, eso no significa que los alimentos que comes están totalmente prohibidos para tu mascota. De hecho, los perros pueden consumir muchos alimentos para humanos con moderación. Estas son algunas pautas para dar alimentos para consumo humano a tu perro:

  • No le des alimentos procesados y preparados. Incluso las comidas que cocinas tú mismo pueden contener ingredientes que podrían perjudicar a tu perro, así que limítate a los premios de un solo ingrediente, como un huevo sin sal, una cucharada de mantequilla de cacahuete natural sin sal, un trozo de fruta o verduras sin sal.
  • Ten en cuenta las calorías. Antes de darle un snack, ten en cuenta cuántas calorías tiene y deja que eso influya en tu decisión. Tu veterinario debería poder ayudarte a entender las calorías diarias recomendadas que debe recibir el perro, para que puedas ser consciente del impacto que un solo trozo de tu comida tendrá en la salud de tu mascota.
  • Infórmate. Descubre qué alimentos son tóxicos para los perros para asegurarte de que nunca dejes que se acerque a ellos.
  • No los alimentes en la mesa o de tu plato. En su lugar, dales un trozo de alimento para consumo humano sano de la misma manera que le darías cualquier otro premio: como recompensa por obedecer o por ser un buen perro. Y no les des premios cuando estén pidiendo. También puede ser una buena idea ponérselos en su cuenco habitual, para que entiendan que solo recibirán alimento en su cuenco normal.

La importancia de elegir el mejor alimento para perros

Los perros no son buenos para regular la cantidad de alimento que ingieren. Muchos perros pueden comer hasta ponerse enfermos, por lo que es importante que supervises sus comidas y calorías. Alimentar a tu perro de una manera completa y equilibrada, óptima para su etapa vital, su tamaño y su nivel de actividad, garantiza que reciba los nutrientes necesarios para estar sano. A pesar de los ojitos que te ponga alimentar a tu perro con el alimento adecuado y en las cantidades correctas es más que suficiente para mantenerlos felices y con energía.

¿Pueden entonces tomar alimentos de la mesa los perros? Los perros consumen (y disfrutan) una serie de alimentos, pero que los coman no significa que sean buenos para ellos. Como propietario informado, puedes ayudarlos a mantenerse sanos restringiendo lo que pueden tomar. Aunque sea difícil decir que no a esos ojos grandes y suplicantes, recuerda que es por su propio bien. ¡Un perro sano es un perro feliz!

Información acerca de la colaboradora

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus es una bloguera y novelista amante de los animales que vive en Tulsa, Oklahoma, desde donde suele escribir bajo la supervisión de sus queridas mascotas.

Artículos relacionados

Productos relacionados