¿Con qué frecuencia debería alimentar a mi perro?

$authorText
minutos de lectura

Los perros en crecimiento necesitan mucho alimento, por lo que tu veterinario puede recomendarte que alimentes a un cachorro varias veces al día. Sin embargo, ¿qué pasa cuando tu perro se hace mayor? Quizá te preguntes: "¿con qué frecuencia debería alimentar a mi perro?" o "¿qué cantidad debería darle?"

Para responder a estas preguntas, a continuación te ofrecemos algunas pautas de alimentación dirigidas a perros de todas las edades, desde cachorros juguetones hasta perros mayores tranquilos.

Cómo alimentar a un cachorro

Dado que los cachorros crecen rápidamente y queman mucha energía, necesitan consumir alimentos muy nutritivos a menudo.
Empezarás alimentando a tu cachorro con frecuencia, y luego irás reduciendo poco a poco el número de comidas. Este proceso les ayudará a crecer grandes y fuertes.Cachorro de Jack Russell terrier comiendo de un cuenco.

De 6 a 12 semanas

Los cachorros deberían consumir alimentos nutricionalmente diseñados para satisfacer las necesidades de desarrollo de sus huesos y músculos además de proporcionarles la energía necesaria para mantenerse activos. Un alimento de calidad para cachorros contiene cantidades óptimas de proteína, DHA y vitaminas para que tu cachorro siga creciendo a un ritmo adecuado. El Kennel Club del Reino Unido recomienda cuatro comidas al día para los cachorros durante esta etapa. También es aconsejable dar a los cachorros alimentos húmedos para ayudarles a masticar.

De 3 a 6 meses

El Kennel Club recomienda reducir las comidas a tres al día cuando el cachorro tenga cuatro meses. Durante esta etapa, dales raciones para cachorro hasta que veas que están más esbeltos y estilizados, signos de que su cuerpo está empezando a madurar.

De 6 a 12 meses

A los seis meses, el Kennel Club recomienda reducir las comidas a dos veces al día. Ten en cuenta que, después de la esterilización, el nivel de energía de tu perro puede disminuir, por lo que debes asegurarte de que le estás dando la cantidad correcta. También es un buen momento para empezar a pensar en el tipo de alimento que quieres darle cuando pases de los alimentos ricos en nutrientes para cachorros a los alimentos para adultos. Aunque siempre deberías consultar a tu veterinario cuáles son las necesidades específicas de tu cachorro, las razas pequeñas y medianas suelen cambiar a los alimentos para adultos a los 12 meses, mientras que puede que las razas grandes o gigantes no empiecen la transición hasta los 18 meses de edad.

También se recomienda cambiar a los alimentos para adultos de manera gradual en un plazo de 5 a 7 días. Un cambio demasiado brusco puede causarle problemas de estómago a tu perro. Para cambiar de un alimento a otro, mezcla el que le estés dando hasta ahora con una pequeña cantidad del nuevo. En el transcurso de una semana, reduce gradualmente la cantidad de alimento actual mientras aumentas la cantidad del nuevo para garantizar una transición segura y cómoda.

Como con todo lo que repercute de forma sustancial en la salud y el desarrollo general de tu perro, consulta con tu veterinario las pautas de alimentación adecuadas. Aunque los envases y las latas de alimentos para perros suelen contener instrucciones, las necesidades calóricas pueden variar de un perro a otro en función de la raza, el peso, el nivel de actividad, etc. Tu veterinario podrá darte consejos valiosos para alimentar a tu cachorro con el objetivo de que crezca sano.

Cómo alimentar a un perro adulto

Una vez que tu perro haya alcanzado la edad adulta, asegúrate de darle alimentos que lo mantengan sano y en forma para evitar que sufra problemas de salud. El tipo de alimento y el tamaño de las raciones deben estar en consonancia con su raza, tamaño y estilo de vida. De nuevo, te aconsejamos que consultes este tema con tu veterinario para garantizar una nutrición adecuada.

De 1 a 7 años

La mayoría de los propietarios dan a los perros adultos dos medias raciones al día. ¿Cuánto alimento supone esto? Depende de tu perro. Mide las raciones, en lugar de hacerlo a ojo, para asegurarte de que tu perro recibe la cantidad adecuada cada día. Vigila a tu perro para detectar síntomas de aumento de peso y si es necesario reduce la cantidad de alimento bajo la supervisión de tu veterinario. Entre los signos que indican que tu perro tiene sobrepeso, se encuentran no poder notarles las costillas o percibir su cintura, además de la acumulación de grasa en las caderas y la base de la cola y el balanceo al caminar.

Los perros deben comer en intervalos regulares, normalmente una vez por la mañana y otra por la noche. La clave es la constancia. Además, ten en cuenta que el tipo de alimento que elijas es importante. Si tienes un perro más sedentario, piensa en alimentos que se adapten a su estilo de vida para que siga recibiendo los nutrientes adecuados sin aumentar de peso.

Más de 7 años

Tu perro se está haciendo mayor y quizás sea un poco más lento. Recuerda que los perros envejecen más rápido que las personas, por lo que los cambios importantes en su salud tendrán lugar mucho antes. Elige un alimento especialmente formulado con ingredientes que favorezcan la función cerebral, inmunitaria y digestiva para mantener su nivel de energía y un pelo brillante. Los alimentos formulados para mascotas mayores también tienen en cuenta que su metabolismo probablemente se habrá ralentizado. Elegir una alimentación adecuada permitirá aportar a tu perro mayor la cantidad correcta de calorías y ofrecerle nutrientes adicionales para ayudarle a recuperar un espíritu juvenil.

Cuidado de un perro mayor


Tu perro ya ha superado la mediana edad. Con la vejez, tu perro está experimentando cambios, así que controla su nutrición y su salud y consulta a tu veterinario para saber si debe cambiar a un alimento para perros mayores.

Un perro mayor de raza mixta y pelo largo olfatea su cuenco mientras una mujer vierte alimento. title=Puede que las razas más grandes alcancen la vejez antes que las razas más pequeñas, por lo que es importante consultar al veterinario para saber cuándo ha alcanzado esta etapa tu perro. Por ejemplo, tu Jack Russell terrier puede seguir corriendo por casa a los once años, mientras que un golden retriever puede ir reduciendo su actividad a los siete.

Es posible que en esta etapa prefieras reducir la cantidad de alimento para evitar el aumento de peso que conlleva una menor actividad. También hay que vigilar a los perros mayores por si presentan signos de pérdida de peso, que pueden ser indicativos de ciertos problemas de salud, como los dentales. Sigue alimentándolo dos veces al día, ya que es posible que a tu perro le guste la rutina. Si observas cambios en el peso o en los hábitos alimentarios de tu perro, consulta con tu veterinario.

Darle a tu perro la cantidad adecuada de alimento de alta calidad en cada etapa de su vida contribuirá en gran medida a mantenerlo sano. Del mismo modo que las cantidades de alimento cambian de una persona a otra, también varían de un perro a otro, por lo que consultar al veterinario es el mejor punto de partida.

Ten en cuenta que las franjas de edad y la información anteriores son solo orientativas. Tu perro puede envejecer más deprisa debido a problemas de salud o mantener su vitalidad hasta bien entrada la tercera edad. Velar por la salud de tu perro, elegir alimentos de alta calidad para cada etapa de su vida y estar en contacto directo con tu veterinario te ayudará a saber qué cantidad de alimento deberías darle a tu perro y a tomar las decisiones idóneas para nutrir a tu amigo de cuatro patas desde su etapa de cachorro hasta la tercera edad.

Artículos relacionados

Productos relacionados