Nuevo Propietario

¿Estás pensando en adquirir un cachorro? Echa un vistazo a estos artículos para hacer que la transición sea lo más fácil posible. 

0 Resultados ordenados por

Importancia
  • Importancia
  • Título

Traer a casa un cachorro o un perro más mayor

¡Enhorabuena! ¡Has tomado la gran decisión de traer a casa a un nuevo miembro del clan! Si bien es uno de los acontecimientos más emocionantes de la vida, se trata de una responsabilidad enorme. Una responsabilidad que requiere mucha preparación y montones de objetos para el perro. Pero antes de que ir de tiendas, plantéate las siguientes preguntas: ¿Conoces a un veterinario de confianza? ¿Tienes la casa preparada para tu mascota? Si tienes hijos, ¿has hablado con ellos sobre la importancia de tratarlo con cuidado? Estas preguntas son solo el comienzo. Confecciona otra lista de preguntas sobre el nuevo cachorro. A continuación, lee algunos de nuestros artículos para informarte sobre cómo acoger a tu nuevo mejor amigo. 

Antes de la adopción 

Tanto si vas a adoptar un perro de una protectora como si lo vas a recoger de un amigo, hay algunas cosas que necesitas hacer antes de traerlo a casa. En primer lugar, has de asegurarte de que todos los objetos valiosos y peligrosos —como las sustancias químicas, los productos de limpieza, la ropa, los libros, etc.— estén fuera de su alcance o fuera de casa. Eso significa que debes asegurarte de que los armarios estén cerrados con llave, de que el suelo esté despejado y de que los cables eléctricos no estén nunca a la vista o estén fijados a las paredes. Posiblemente sepas ya que a los cachorros les encanta mordisquear. Por ello, asegúrate de que tenga un montón de juguetes apropiados para satisfacer su impulso... ¡para ahorrarte unos cuantos pares de zapatos! También has de presentarlo gradualmente a los niños pequeños. Tómatelo con calma para que tengan experiencias positivas juntos en todo momento. Cuando hay otras mascotas, resulta más difícil. Si al principio no se llevan bien, mantenlos en cuartos separados y permíteles que estén juntos gradualmente, a intervalos de tiempo cada vez mayores. Cuando estén juntas las mascotas, supervísalas hasta asegurarte totalmente de que congenian.  

Después de la adopción

Los primeros días tras haber introducido al cachorro a su nuevo entorno son un período de ajuste no sólo para los miembros de la familia, sino también para el perrito. Ayúdale a que se sienta cómodo, obteniendo los elementos básicos necesarios (collar y correa, comida, cama, cuencos de agua, etc.). Deja a su disposición una variedad de juguetes y crea un entorno seguro, eliminando las plantas venenosas, cerrando con llave los productos de limpieza y colocando el cubo de basura del aseo en lugares altos. A medida que os familiarizáis el uno con el otro, irás aprendiendo poco a poco lo que le gusta y lo que no. Acuérdate de ser paciente y disfrutar de cada momento de tu nueva amistad.