Adiestramiento

¿Listo para comenzar el adiestramiento de tu perro? Echa un vistazo a estos artículos para obtener más consejos.

0 Resultados ordenados por

Importancia
  • Importancia
  • Título

Cómo adiestrar a tu perro

No hay nada que les guste más a los perros que hacerte feliz: por eso son tan fáciles de adiestrar. Antes de empezar, confecciona una lista de órdenes básicas que quieres que aprenda: «siéntate», «quédate aquí», «ven», «agáchate» o «no» (una orden que siempre es muy útil). También es recomendable que controles sus ladridos, enseñarle a no pedir comida y a evitar hacer las necesidades dentro de casa. Todo ello es muy fácil de lograr: lo único que necesitas es ser sistemático, felicitarle cuando lo logra, premiarle ocasionalmente y tener mucha paciencia y optimismo. Sigue leyendo para descubrir más consejos para adiestrar a tu perro. 

Adiestramiento para que no haga sus necesidades en casa

Cuando empiezas a adiestrar a tu cachorro para que no haga las necesidades en casa, tienes que hacerte a la idea de que tendrás algún que otro accidente: ármate de paciencia y optimismo. Ésta es una de las cosas más importantes que debes enseñarle a tu perro, así que empieza por crear un horario de salida. Los perros son animales de costumbres, por lo que es recomendable crear un horario para sacarlos a pasear para hacer sus necesidades después de comer, de jugar, de despertarse de la siesta, antes de encerrarles en un espacio cerrado o siempre que busque una zona en la que orinar. Cuando tu perro evacúe en el lugar correcto, felicítale efusivamente. También puedes darte un pequeño snack para animarle a que lo vuelva hacer la próxima vez. Con el tiempo, tu cachorro aprenderá dónde y cuándo puede hacer sus necesidades. Recuerda simplemente que no todos los cachorros son perfectos. Es posible que tengas que limpiar algún que otro percance. Para aprender más consejos de adiestramiento, lee los artículos que aparecen arriba.

La socialización de tu perro

La clave de la socialización está en exponer a tu cachorro a tanta gente, lugares y animales como sea posible. ¿Te has fijado alguna vez en que a los perros les asustan los hombres con barba o las personas que llevan guantes? ¿Y que a algunos perros les da miedo entrar en un coche o que ladran siempre que ven a otro perro? Estas peculiaridades de su personalidad se pueden evitar mediante la socialización, especialmente cuando son jóvenes. Para más información, lee nuestros artículos sobre socialización.