Características y personalidad de la raza de perro Dóberman

 

Los Dóberman son perros fuertes y enérgicos que necesitan practicar mucho ejercicio. Si no lo practican, es probable que se vuelvan irritables o incluso agresivos. Una cuidadosa socialización y adiestramiento en obediencia desde muy jóvenes son esenciales.

 

El Dóberman de un vistazo


The Doberman Dog Breed

Se atribuye el desarrollo de la raza dóberman, a finales del siglo XIX, a un alemán llamado Louis Dobermann,

Tamaño:

Rango de peso:

Machos: 29 - 40 kg

Hembras: 29 - 40 kg

Altura a la cruz:

Machos: 66 - 71 cm

Hembras: 60 - 66 cm

Características:

Orejas caídas (de forma natural)

Expectativas:

Nivel de energía: muy enérgico 

Esperanza de vida: 10 - 12 años

Tendencia a babear: baja

Tendencia a roncar: baja

Tendencia a ladrar: baja

Tendencia a excavar: baja

Necesidad de atención/Socialización: moderada

Criado para:

Guardián

Pelo:

Longitud: corto

Características: liso

Colores: negro, rojo, azul, leonado (todos con marcas pardas)

Necesidad de aseo general: baja

Reconocimiento de clubes:

Real Sociedad Canina de España (RSCE): Perros tipo Pinscher y Schnauzer - Molosoides - Perros tipo montaña y Boyeros suizos

United Kennel Club (UKC): Guardian Dog

Frecuencia: común

Los machos miden unos 60 cm y pesan unos 32 kg, mientras que las hembras son algo más pequeñas.

El dóberman tiene una cabeza alargada y esbelta y un cuerpo musculoso. Se les suelen cortar las orejas para que se mantengan erguidas, y la cola suele amputarse para que quede corta.

Tiene un pelo corto, liso y brillante que es negro, rojo oscuro, azul o leonado con marcas de color óxido en la cara, cuerpo y cola. La muda de este perro, que requiere muy poco aseo, es media. Los dóberman viven aproximadamente entre 10 y 12 años.

Personalidad

Los dóberman están considerados perros atentos, cariñosos y dulces con la gente, siempre que se socialicen y adiestren adecuadamente. Son fieles a sus propietarios y se llevan bien con los niños si crecen juntos; sin embargo, algunos dóberman se apegan solo a una persona.

Convivencia

Los dóberman son perros fuertes y enérgicos que necesitan practicar mucho ejercicio. Si no lo practican, tienen más probabilidades de volverse irritables o incluso agresivos. Pueden adaptarse bien a la vida en un piso si practican ejercicio a diario.

Una cuidadosa socialización y adiestramiento en obediencia desde muy jóvenes son esenciales para esta raza. Los dóberman responden muy bien al refuerzo positivo.

No se necesita ningún adiestramiento en protección especial para quien quiera un buen protector familiar. De hecho, los expertos en dóberman suelen desaconsejar el adiestramiento en protección, ya que podría dar derivar en sobreprotección y agresión.

Historia

Se atribuye el desarrollo de esta raza, a finales del siglo XIX, a un alemán llamado Louis Dobermann, un recaudador de impuestos que quería un fiero perro guardián para que le acompañase en sus visitas. Dobermann también llevaba la perrera local, donde tenía acceso a muchos animales extraviados.

Nadie lo sabe con seguridad, pero se cree que Dobermann cruzó muchas razas para obtener el dóberman. Algunas de las razas que podría haber utilizado son el rottweiler, el pinscher alemán, el gran danés, el pastor alemán, el Manchester terrier, el galgo inglés y el pastor de pelo corto.

Aunque inicialmente se criaban y se siguen utilizando en todo el mundo como perros guardianes, los dóberman también han sido perros policía y militares, perros de rescate y perros para terapias.

Artículos relacionados sobre el cuidado de las mascotas